La farmacia hospitalaria es una especialidad farmacéutica que se ocupa de servir a los distintos Centros Médicos en sus necesidades farmacéuticas, a través de la selección, preparación, adquisición, control, dispensación, información de medicamentos y otra actividades orientadas a conseguir una utilización apropiada, segura y económica de los medicamentos y productos sanitarios, en beneficio de los pacientes atendidos en Clínicas Rincón.